Raspberry Pi – Primeros Pasos

Poner a funcionar por primera vez nuestra Raspberry Pi es algo realmente sencillo, pero nunca esta de más explicar algunos conceptos y conocer ciertos detalles que pueden ayudarnos mucho a la hora de poner nuestra Pi a funcionar.

Lo primero que necesitamos saber es que las Raspberry Pi en sus modelos B+ necesitan una fuente de alimentación de 5V y al menos 2A, los cargadores de móviles modernos sirven perfectamente para hacerla funcionar. Luego necesitamos una tarjeta SD o micro SD (según modelo), no todas las tarjetas SD funcionan bien con la Raspberry Pi, podemos comprobar si la nuestra es compatible en esta pagina.

La tarjeta tenemos que formatearla en formato FAT32, en Windows se puede utilizar el ejecutable guiformat o el programa MiniTool Partition Wizard. En Mac OS podemos usar el siguiente comando:

Donde “/dev/diskX” es la tarjeta SD, podemos buscarla con el comando “diskutil list“.

Para empezar recomiendo descargar el sistema operativo NOOBS desde aquí y extraer los ficheros en la tarjeta de memoria, es la forma mas sencilla de empezar y en el proceso de instalación podemos elegir el SO que mas nos guste. También podemos descargar directamente la imagen del SO que queramos y grabarlo en la tarjeta SD con el programa Win32DiskImager. En Mac OS podemos hacerlo directamente desde la linea de comandos, con “diskutil list” localizamos nuestra tarjeta SD y si tiene una partición ya montada la desmontamos con “diskutil unmount /dev/diskXs1“, si no la desmontamos dará el error “Resource busy“, después grabamos la imagen con el comando:

 

El proceso de instalación es muy sencillo, recomiendo seleccionar el sistema operativo Raspbian, una vez completado el proceso de instalación, el usuario por defecto es “pi” y la contraseña por defecto es “raspberry“. Para acceder a la interface gráfica podemos usar el comando “startx” que nos llevará al escritorio de Raspbian.

Conectar a Raspberry Pi por SSH

Para conectar a nuestra Pi por SSH desde Windows podemos usar PuTTY, con PuTTY instalado simplemente tenemos que poner la IP de la Raspberry Pi y pulsar en “Open”. Recomiendo configurar PuTTY de la siguiente manera, en la categoría “Connection” ponemos un valor de 30 en “Seconds between keepalives“. Esto hace que podamos dejar la ventana de conexión a la Raspberry abierta durante periodos largos de tiempo sin que pierda la conexión.

Para conectar desde Linux simplemente usamos el comando “ssh usuario@ip-raspberry“. Si al intentar conectar nos da el error “Host key verification failed…” ejecutamos este comando y después intentamos volver a conectar “ssh -o StrictHostKeyChecking=no usuario@ip-raspberry“.

Para conocer la IP podemos usar el siguiente comando en Raspbian:

 

Raspberry Pi – Primeros Pasos

Lo primero que deberíamos hacer después de tenerlo todo funcionado es ejecutar el comando:

Desde aquí podemos cambiar la contraseña del usuario por defecto, seleccionar si el sistema debe o no saltar al escritorio automáticamente, cambiar la zona horaria y algo importante es expandir el sistema de ficheros ya que por defecto si instalamos Raspbian directamente, no usará todo el espacio de la tarjeta SD, esto podemos comprobarlo con el comando:

Una vez configurada una buena práctica es actualizar el sistema:

También los repositorios y aplicaciones:

Crear un backup del sistema

Con la Raspberry Pi constantemente estamos experimentando, si no queremos perder ningún dato/progreso podemos hacer backups de la tarjeta de memoria fácilmente usando el programa Win32DiskImager. Simplemente ponemos la ruta donde queremos guardar la imagen (por ejemplo C:\Backups\rpi.img) y pulsamos “Read”. Para recuperar la imagen el proceso es el mismo pero usando la opción “Write”.